La rinomodelación es una técnica que permite corregir defectos e irregularidades nasales, sin tener que pasar por el quirófano, esta técnica consiste esencialmente en el desplazamiento de los segmentos nasales mediante la cuidadosa técnica de inyecciones de relleno en puntos específicos de la nariz.

Esto permite modificar los ángulos nasales, tanto el nasofrontal como el nasolabial, rectificar el dorso y pequeñas imperfecciones. Se logra mejorar la forma de la nariz pero manteniendo siempre la armonía de la cara.

Aunque la nariz es la zona central del procedimiento, la rinomodelación también permite la corrección del mentón y otras áreas en el perfil del rostro.

Tras realizar un tratamiento de rinomodelación verá los resultados  en pocos minutos.

Existen dos opciones dependiendo siempre del tratamiento que el paciente prefiera utilizar: por un lado están los rellenos reabsorbibles, en cuyo caso los resultados durarían entre un año y un año y medio o por otra lado emplear acrílicos sintéticos para obtener un resultado permanente.

No hay comentarios