Muchas personas se preguntan a menudo cómo funciona un equipo HIFU, ya que cada vez se escucha con más frecuencia en el mundo médico estético escuchar sobre las maravillas de estos equipos.

Los ultrasonidos son vibraciones mecánicas en medio elástico que poseen una frecuencia superior a las vibraciones audibles. La destrucción de tejido graso mediante ultrasonidos se puede realizar mediante Ultrasonidos No Focalizados (Ultracavitación) o Ultrasonidos Focalizados de Alta Intensidad (HIFU). En ambos casos se produce la ruptura de la membrana adipocitaria, en los primeros por ondas de presión y en los segundos por efecto térmico-mecánico.

HIFU_styloprofesional

Los ultrasonidos focalizados disponen su funcionamiento de forma que todos los disparos producidos por el transductor sean coincidentes en un punto donde el tratamiento adquiere su máxima eficacia. El sistema HIFU converge la energía en profundidad de forma selectiva (del mismo modo que actúa una lupa con los rayos solares), preservando intactos las capas de la piel más superficiales. Es por ello que esta tecnología es extremadamente segura; la tecnología HIFU se puede aplicar en cualquier fototipo sin riesgo de lesiones en la piel, permitiendo su uso en cualquier época del año.

Son sistemas que van asistidos de un “computer tracking system” para controlar las áreas corporales que han sido ya tratadas y no tratadas y realizar un tratamiento homogéneo de la zona a tratar.

El HIFU Facial

Aunque los mejores HIFU del mercado son equipos que permiten tratamientos faciales y corporales, en este caso vamos a profundizar en los tratamientos faciales.

Hay determinados problemas derivados de la edad que hasta ahora han sido difícilmente solucionables sin recurrir a la cirugía. Hablamos por ejemplo del exceso de piel en la cara y cuello. Con el paso de los años se disminuye la producción y aumenta la degradación del colágeno, además, este sufre cambios estructurales que  producen disminución del espesor de la piel y pérdida de elasticidad, es decir, en una palabra, envejecimiento.

El sistema HIFU es una moderna tecnología que se perfila como la más eficiente aplicación médico estética para el tensado de la piel y el tratamiento no quirúrgico de la flacidez mediante los ultrasonidos focalizados. Las ondas de sonido generan calor, contrayendo y levantando el tejido de la piel sin alterar su superficie. Aplica a la zona a tratar un calor que calienta los tejidos a una temperatura y un tiempo controlado lo que desencadena la “Neocolagénesis” o remodelación del colágeno. Esta remodelación provoca una mejora de las propiedades de la piel así como la síntesis del nuevo colágeno.

photo-facial-example

¿A qué personas está orientado el HIFU facial?

Fundamentalmente a personas con flacidez de piel de leve a moderada, hombres y mujeres entre 35 y 65 años. Pacientes con cejas caídas, flacidez de mejillas o región mandibular y cuello.

¿Qué se siente durante el tratamiento?

Cómo es lógico, el umbral del dolor es totalmente distinto según las personas, pero puede existir cierta incomodidad mientras se libera la energía, pero es una molestia momentánea. La mayoría de los pacientes no sienten dolor.

¿Cuánto dura una sesión?

Depende de las zonas a tratar, pero entre 30 y 50 minutos es el tiempo habitual.

¿Existe periodo de recuperación?

El paciente puede retornar inmediatamente  a su vida normal, la zona inflamada o enrojecida vuelve a la normalidad en pocas horas. Existe una pequeña posibilidad de que aparezca algún morado o cierta sensibilidad en la zona, esto se resuelve en pocos días.

¿Cuándo se nota el tratamiento?

Nada más finalizar la sesión el paciente, ya sea hombre o mujer, nota un 20% del resultado global del tratamiento. Es a los 4-6 meses cuando se aprecia el resultado total del tratamiento en forma de reafirmación general de las zonas tratadas gracias al aumento del colágeno y la elastina a nivel de la dermis.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Acerca de VCA LÁSER

VCA LÁSER es un proyecto empresarial que nace de la fuerte convicción de un grupo de profesionales del mundo de la estética y la empresa, con la idea de crear una nueva forma de entender el difícil mundo de la aparatología, mejorando los servicios hasta ahora ofrecidos, y basándonos en tres claves fundamentales: calidad, compromiso y dedicación.

 

Mas info: HIFU

 

No hay comentarios