Kin presenta un nuevo ritual, Kinessences

 

Recupera eficazmente el cabello dañado y/o sensibilizado con su filosofía plant based.

“KIN Cosmetics presenta un nuevo ritual de tratamiento profesional cumpliendo con las exigencias más latentes del cliente de hoy”.

En la actualidad existen diversos factores que pueden afectar a la salud de la fibra capilar: los daños ambientales, los trabajos técnicos como la coloración y la permanente,
algunos productos de peinado, el propio envejecimiento por el paso del tiempo… la van debilitando día tras día.

Desde hace siglos nuestros ancestros han investigado las múltiples propiedades medicinales y cosméticas de las plantas para preparar remedios naturales, así como
tratamientos de belleza.

En la actualidad incluso la alimentación ha cobrado una nueva consciencia hacia el plant based: cada vez más se utilizan plantas y vegetales como absolutos protagonistas de una dieta saludable y un estilo de vida socialmente responsable

Ahora toda esta filosofía se traslada al mundo del cabello dando lugar a un tratamiento definitivo para restaurar años de daño capilar.

Con KINESSENCES Restore el cabello renace lleno de salud, fuerza y vitalidad. Gracias a un nuevo avance científico en el mundo de la reparación capilar el nuevo tratamiento de KIN Cosmetics puede devolver de nuevo la vida a un cabello altamente dañado. La marca lo consigue con KINESSENCES Restore gracias a la incorporación de
una innovadora tecnología propia que se llama Synergy Repair (SYN) y que restaura y revitaliza la fibra capilar desde el interior.

La tecnología SYN de KIN Cosmetics concebida como una asociación de 5 ingredientes botánicos ricos en proteínas vegetales  (quinoa,  baobab, guisante, macadamia y moringa) y un booster reparador de larga duración con aminoácidos funcionalizados y péptidos, hacen del tratamiento la fusión perfecta entre tecnología y ciencia. Además gracias a la acción de SYN, los distintos productos de KINESSENCES Restore crean una sinergia entre ellos potenciando el efecto reparador hasta alcanzar su totalidad.

El tratamiento tiene un efecto acumulativo cuyo resultado es un cabello mucho más sano, lleno de fuerza y vitalidad. Desde la primera aplicación los beneficios ya son visibles tanto a la vista como al tacto.

Es un tratamiento muy indicado para todos aquellos clientes que se realizan trabajos técnicos como decoloraciones, tonos fantasía, permanentes, etc. O bien clientes que tienen un cabello muy debilitado y precisan ganar en fuerza y resistencia.